Recuperar contraseña

 

 



 
Nueva contraseña

 

 

 


 
Nueva cantidad

 

 


 
Digite su nueva contraseña
Digite su nueva contraseña

 
Recertificación
Solicitud de reporte
>
Ingrese
Ingrese con el número del documento
de identificación
 
MODIFICACION DE LA SOLICITUD
 

Nombre del evento:
Otras actividades
Descripción:

Ciudad:
Fecha del evento:

Adjunto un documento que certifique la participación
(Formato jpg o pdf)


 
Ingrese
Ingrese con el número del documento
de identificación

Bienvenido a sección - Público

Público / Enfermedades / ORL Geriátrica / Disfonia - Presbilaringe

Disfonia - Presbilaringe

 

 

1.    ¿Qué es?

 

Los cambios asociados al envejecimiento en los órganos que intervienen en la producción de la voz como la laringe y los pulmones, pueden interferir en la calidad de la misma. Además los pacientes de edad pueden tener exposiciones prolongadas a sustancias irritantes o el cigarrillo y sufren más frecuentemente de enfermedades como cáncer, parálisis de pliegues vocales, enfermedad de Parkinson, temblor esencial, diabetes mellitus, que se relacionan con mala calidad de la voz, asociado además a depresión y la disminución de la audición llevan a una voz hiperfuncional con tensión excesiva en los músculos laríngeos.

 

Muchos procesos relacionados con el envejecimiento pueden alterar la calidad de la voz, como la atrofia muscular, que también ocurre en las cuerdas vocales, impide un cierre completo de estas y genera voz ronca y respirada, las alteraciones a nivel pulmonar disminuyen la capacidad para generar la voz y llevan a disminución en su volumen y fatiga vocal, sin dejar de lado las lesiones benignas de las cuerdas vocales que también se pueden presentar en pacientes ancianos.

2.    ¿Cuáles son los síntomas?

El paciente se presenta con voz áspera, ronca, carraspeo o necesidad de aclarar la voz,  disminución del volumen, dificultad para hablar por mucho tiempo, o sensación de cansancio vocal, puede presentar dolor al hablar y hasta tos.

 

En el anciano estos trastornos pueden llevar un tiempo largo de evolución y solo algunas veces se relacionan con un antecedente en particular, además como se ha mencionado antes hay algunas alteraciones neurológicas que pueden dar lugar a disfonía y pueden presentarse con síntomas simultáneos como temblores o debilidad de las extremidades.

3.    ¿Cómo se diagnostica?

La historia clínica del paciente es importante, sobre todo sus antecedentes, su ocupación pasada, si presenta síntomas asociados, el tiempo de evolución, si la disfonía se presenta de manera intermitente o permanente y los factores que puedan empeorarla.

 

El médico debe realizar un examen físico completo, valorar desde la cavidad oral hasta la laringe, con la ayuda de una luz frontal y un espejo es posible hacer una primera aproximación a la laringe.

 

La herramienta más comúnmente utilizada para valorar las cuerdas vocales es la Nasofibrolaringoscopia que consiste en introducir por la nariz una fibra flexible con una cámara con el objetivo de observar toda la laringe hasta las cuerdas vocales y un poco por debajo de estas según sea el caso, se trata de un procedimiento que se realiza en consultorio, bajo anestesia local, es sencillo, rápido, no doloroso, pero que requiere de la colaboración del paciente, durante su realización el Otorrinolaringólogo le pedirá hacer algunos cambios en su respiración y lo que es más importante el paciente debe seguir las instrucciones cuando se requiera evaluar su voz, debe pronunciar una vocal sostenida o repetir lo que el médico le pide. Por medio de este examen es posible observar la anatomía, diagnosticar masas o lesiones evidentes en la laringe así como valorar a groso modo los movimientos de los pliegues vocales al producir la voz, en los ancianos es posible encontrar decoloración  grisácea o amarilla de las cuerdas, y lo que es más evidente, un adelgazamiento de estas que impide su funcionamiento adecuado porque no existe un cierre completo al hablar.

 

Otro examen que su médico puede proponer es la Videoestroboscopia, que le permite al profesional evaluar con mayor detalle la vibración y el movimiento de la mucosa que recubre los pliegues vocales, se realiza en consultorio, con la ayuda de anestesia local que consiste en un spray que se aplica en la boca, y posteriormente introducir un lente rígido para visualizar la laringe, el otorrinolaringólogo que le realiza el examen le pedirá que pronuncie una vocal sostenida mientras observa el movimiento de sus cuerdas vocales acompañado por una luz intermitente que descompone la vibración y permite hacer un diagnóstico más acertado de las alteraciones a éste nivel.

 

De acuerdo a los resultados obtenidos, la sospecha que tenga el otorrinolaringólogo y los requerimientos de cada paciente en particular, es posible realizar también algunos análisis de la voz que requieren de una valoración especial en laboratorio de voz, con la ayuda de un profesional en fonoaudiología, sin embargo este tipos de estudios especializados no son tan comunes y no se encuentran fácilmente disponibles.

4.    ¿Cómo se trata?

Después de evaluar el paciente con disfonía de manera integral, es importante tener un diagnóstico, no solo del estado de la voz, si no de su causa y de acuerdo a esto plantear un tratamiento en conjunto con el paciente.

 

En relación a los trastornos de la voz, nada es más importante que la opinión del paciente para valorar el grado de discapacidad que le genera la disfonía lo que puede llevar a que su otorrinolaringólogo le ofrezca uno u otro tratamiento.

 

Un pilar importante del tratamiento de la disfonía es el manejo antirreflujo ya que es una entidad que se ha involucrado de manera directa en los mecanismos que generan disfonía, consiste en recomendaciones de alimentación, cómo evitar las bebidas oscuras, alcohol y cigarrillo, así como hacer uso moderado de los condimentos, disminuir las frituras, no comer en horas cercanas a al momento de dormir, para disminuir el reflujo de ácido gástrico que puede lesionar su laringe, su médico puede recomendar la toma de medicamentos con el fin de disminuir la producción de ácido dentro del estómago que son también utilizados en el tratamiento de la gastritis, por esto es posible que el manejo se haga en conjunto entre el Otorrinolaringólogo y Gastroenterólogo.

 

En este tipo de pacientes, es de ayuda la terapia de voz, encaminada a buscar mecanismos de compensación a las deficiencias del paciente, se realiza en varias sesiones, guiadas por un profesional en fonoaudiología y el paciente debe mantener los hábitos aprendidos en su cotidianidad.

 

Para ciertos casos y cuando el paciente tenga una real necesidad de continuar usando su voz con mejor calidad se puede recurrir al uso de rellenos en las cuerdas vocales, para contrarrestar la atrofia muscular que lleva a disfonía, es un procedimiento que generalmente se puede realizar en consultorio y por medio de visualización con nasofibrolaringoscopio, se inyectan sustancias como ácido hialurónico y productos basados en colágeno para mejorar esa insuficiencia, con duración del efecto que varía en relación al producto aplicado.

5.    Recomendaciones:

 

  • No se automedique, recuerde que los medicamentos pueden tener interacciones y efectos colaterales indeseables.

  • Prefiera consultar a su médico, debido a que la disfonía no siempre es una enfermedad pasajera o debida a alguna infección respiratoria.

  • Siempre realice el estudio pertinente para descartar otras lesiones de los pliegues vocales.

  • Siga siempre las recomendaciones antirreflujo y evite el cigarrillo

  • Siempre consulte con un Otorrinolaringólogo certificado por la ACORL.

 

Bibliografía:

 

  • Clark A. Rosen, Operative Techniques in Laryngology, Springer-Verlag Berlin Heidelberg 2008.

  • Marvin P. Fried, The Larynx. 3th edition. Plural publishing.

  • Crosetti E, How the operated larynx ages. Acta Otorhinolaryngol Ital. 2014 Feb

  • Charles W.  Cummings: Otolaryngology: Head & Neck Surgery, 5th ed. Mosby Elsevier